Más allá de los alimentos nutritivos que incorporemos en el desayuno, es fundamental acompañarlo de las bebidas adecuadas.

Ya sea café, té, batido de leche o vitamínico, el desayuno requiere de una bebida estimulante. Si deja preparados la noche anterior los ingredientes y los utensilios necesarios, puede elaborar desayunos originales y rápidos por la mañana.

Café al instante

Para la preparación de café de filtro, la clásica cafetera eléctrica da buen resultado, sobre todo cuando hay que preparar muchas tazas a la vez. Es más, si carga el café y vierte el agua en la máquina la noche anterior, una cafetera programable con encendido automático lo despertará por la mañana con un rico aroma a café. El café de cafetera con cápsulas tiene un sabor similar al de la máquina de filtro, aunque es ideal cuando se necesitan solo unas pocas tazas de café. En una máquina de café espresso, el agua pasa a alta presión a través del café molido fino: el resultado es un café fuerte y concentrado, que también es la base para el capuchino y el latte macchiato. Independientemente del tipo de café que elija, el tostado y el molido, el agua utilizada siempre juega un papel decisivo. El agua de dureza media es la mejor. 

Home_300x250_1

La ceremonia del té

Preparar el té en saquitos es simple y rápido. Sin embargo, los amantes del té prefieren infusionar sus hebras en tetera. Las teteras con colador de tamaño grande incorporado son prácticas: las hebras tienen mucho espacio para reposar. Los filtros de papel o de algodón y los coladores metálicos son algunas alternativas. El té negro (oxidado, seco) debe infusionarse con agua hirviendo. En la preparación de té verde (sin oxidar, seco) debe usarse agua hervida y entibiada a 70 °C antes de verterla sobre las hebras. El agua que contiene cal debe ser pasada por un filtro de agua antes de su uso. Los nombres Darjeeling, Assam y Ceilán indican la zona de cultivo del té. También, hay numerosas mezclas de té (por ejemplo, English Breakfast) y tés aromatizados (por ejemplo, Earl Grey). La cantidad de té y el tiempo de infusión determinan su sabor y efecto. Después de dos a tres minutos de infusión, predomina la cafeína (antes conocida como teína) y el contenido de taninos es bajo: el tiene un efecto estimulante. Cuanto más tiempo de infusión, más taninos contiene el té y más calmante es su efecto. El té no debe ser infusionado por más de cinco minutos, de lo contrario se vuelve amargo. Es bueno saberlo: el efecto estimulante de la cafeína del té es más lento y dura más tiempo que el del café.

Untables: dulces y rápidos

Ya sea mermelada o una crema de frutos secos y chocolate, estos untables se preparan rápidamente en pequeñas cantidades; son una alternativa para los panificados y se conservan durante algunas semanas en la heladera.

Mermelada de frutos rojos: procesar 500g de frutos rojos descongelados, junto con una cucharada de jugo de limón y 250g de azúcar. Colocar los ingredientes en una olla (el contenido no debe superar la mitad de su capacidad), revolver constantemente y hervir; luego continuar la cocción a hervor bajo por cuatro minutos. Verter la mermelada en frascos chicos esterilizados; cerrar los frascos y permitir que la mermelada tome consistencia firme.

Jalea de naranjas: en una olla mezclar la ralladura de una naranja, el jugo de tres naranjas y dos limones (en total 375ml de jugo) y 250g de azúcar. Revolver constantemente y hervir, luego continuar la cocción a hervor bajo por cuatro minutos. Verter inmediatamente la jalea en frascos chicos esterilizados; cerrar los frascos y permitir que la jalea tome consistencia firme.

Crema de frutos secos y chocolate: procesar 75g de avellanas o almendras finamente molidas, 50g de chocolate amargo rallado, dos cucharadas de cacao, 125g de manteca pomada y tres cucharadas de miel con una procesadora de mano hasta obtener una crema elástica. Colocarla en frascos esterilizados y cerrarlos firmemente.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario