hojas de eucalipto hojas de eucalipto

Con estas recetas caseras para fricciones, cataplasmas y tónicos descongestivos, podrá dormir de corrido y sin interrupciones durante la noche.

Bálsamo descongestivo

Este bálsamo para fricciones demuestra que los productos de la farmacia deberían valer lo que cuestan.


1⁄2 taza de aceite de oliva
1 cucharada de aceite esencial de menta inglesa
1 cucharada de aceite esencial de eucalipto
1 cucharada de aceite esencial de wintergreen
15 g de cera de abejas rallada
4 gotas de tintura de benjuí (se consigue en farmacias)

 

1. A baño María a fuego bajo, calentar el aceite de oliva y los aceites esenciales. Agregar la cera y la tintura de benjuí, y revolver hasta que la cera se derrita y todo se mezcle bien.

2. Verter la mezcla en un frasco limpio, de boca ancha y con una tapa que ajuste bien. Dejar enfriar. Aplicarlo debajo de la nariz o frotar sobre el pecho para descongestionar. Esta mezcla se puede conservar, tapada, en un lugar fresco y oscuro, hasta dos semanas. Después de aplicarla, lávese las manos para que no entre en contacto con los ojos accidentalmente.


Fricciones de menta para el pecho

Esta pomada casera para fricciones puede ser relajante y calmar la tos.

 

12 gotas de aceite esencial de eucalipto
4 gotas de aceite esencial de menta inglesa
2 cucharadas de aceite de oliva o aceite vegetal

 

1. Mezclar los aceites esenciales de eucalipto y de menta con el aceite de oliva, sobre un platito.

2. Frotar el pecho con la mezcla y cubrir con una toalla húmeda y tibia (pruebe entibiar la toalla  húmeda en el microondas). Dejar hasta que pierda el calor.

  


Home_300x250_1

Alivio nocturno para respirar

Probablemente, lo mejor que se puede hacer para el resfrío es dormir bien durante la noche. Esta receta le permitirá respirar mejor para poder dormir toda la noche. La clave de esta fórmula es el aceite de eucalipto; puede triplicarse la cantidad y omitir los otros dos aceites.

 

2-4 gotas de aceite esencial de menta inglesa

2-4 gotas de aceite esencial de eucalipto
2-4 gotas de aceite esencial de wintergreen

1. Mezclar todos los aceites en un bol. Impregnar una mota de algodón con la mezcla y ubicarla cerca de la salida de un humidificador de vapor.

2. Colocar el humidificador con la mota de algodón cerca de la cama de la persona resfriada.

 

Cataplasma de mostaza extra fuerte

Esta receta es para preparar una cataplasma de mostaza más fuerte y algo más espesa. No debe usarse por más de 30 minutos.

 

2 cucharadas o más de aceite de oliva
1/3 de taza de semillas de mostaza amarilla

2 cucharadas de cera de abejas rallada

 

1. Colocar en la licuadora 2 cucharadas de aceite de oliva y las semillas de mostaza y licuar. Continuar añadiendo aceite de oliva hasta obtener un líquido espeso.

2. Verter la mezcla en un recipiente a baño María, a fuego bajo. Agregar la cera y calentar, revolviendo, hasta que la cera se derrita. Extender un repasador sobre una superficie plana. Cuando la mezcla de mostaza y cera esté tibia y se pueda esparcir, aplicarla sobre el repasador y dejarla enfriar hasta temperatura ambiente.

3. Colocar el repasador con la parte del emplasto hacia abajo, tocando el pecho, y cubrir con una tela vieja. Aplicar calor por encima, con una almohadilla o una bolsa de agua caliente. En unos 10 a 15 minutos, debería comenzar a sentirse el calor penetrando en el pecho. Dejar colocado el emplasto 15 minutos más. Conservar en la heladera durante varios días. Cada vez que se necesita, retirar y dejar que tome temperatura ambiente antes de usar.

 

Tónico de semillas de lino

Se dice que este antiguo remedio de granja es una buena cura para los resfríos. Lo menos que podemos decir es que es tibio, sabroso y calmante.

 

60 g de semillas de lino

60 g de azúcar
1 taza de miel
Jugo de 3 limones

 

1. Hervir las semillas de lino en 1 litro de agua de 5 a 10 minutos. Colar y descartar las semillas.

2. Agregar al líquido caliente el azúcar, la miel y el limón, y mezclar.

3. Beber 1⁄2 taza antes de las comidas y una taza a la hora de dormir. Mantener la cantidad sobrante en la heladera, pero entibiarla antes de usar.

 

 

Gargarismos para el dolor de garganta

Este enjuague al estilo antiguo alivia la garganta irritada, y el sabor dulce puede convencer a los niños para hacerse las gárgaras durante más tiempo.


2 cucharadas colmadas de azúcar negra
1⁄2 de cucharadita de sal
1⁄4 de cucharadita de bicarbonato de sodio

2 tazas de agua tibia

 

1.     En un frasco mezclar el azúcar, la sal, el bicarbonato y el agua. Agitar bien antes de cada uso.

2.     Hacer gárgaras usando 1⁄2 taza de líquido, cuatro veces por día, según la necesidad. Preparar un frasco nuevo todos los días.

 

 

Cataplasma de mostaza simplificada

Esta cataplasma de mostaza produce calor, pero no es demasiado caliente al tacto. Al mezclar el agua con las semillas en polvo se forma un aceite volátil que al irritar la piel (puede llegar a quemar), aumenta la circulación sanguínea. Cuando se aplica una cataplasma de mostaza, no hay que permitir que la piel se enrojezca demasiado. Para mitigar cualquier tipo de quemadura, lave la zona con agua fría. Proteja la piel de antemano, aplicando vaselina en toda el área. Para preparar un emplasto más suave, use menos cantidad de mostaza en polvo, o reemplace el agua por leche o un huevo. No lo deje aplicado más de 10 o 15 minutos.

 

1 cucharada de mostaza en polvo

2 cucharadas de harina común

 

1. En un bol, mezclar la mostaza en polvo con la harina. Agregar agua en cantidad suficiente para formar una pasta.

2. Esparcir la pasta sobre una mitad de un repasador. Doblar el repasador en dos, tapando la pasta, y aplicar sobre el pecho. No aplicar la pasta de mostaza directamente sobre la piel. Controlar con frecuencia que la piel no esté enrojecida y retirar la cataplasma si hay signos de irritación.

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario