Empieza el calor y volvemos a prender los aires, pero… ¿sabía que hace falta limpiarlos con regularidad?

Cuando empieza la temporada de calor

Limpie el filtro al menos una vez al mes durante las temporadas en las que utilice el equipo ya que de esta forma optimizará su rendimiento. Para extraer el filtro, desconecte el aparato y retire la parrilla frontal, que por lo general se encuentra sujeta por resortes o lengüetas ocultas en el borde superior.

Lave los filtros de goma espuma o metal con agua y jabón y déjelos secar. En el caso de filtros desechables, reemplácelo por otro igual y, al removerlo, aspire las aletas y válvulas del vaporizador, ubicadas detrás del filtro.

Al comenzar las altas temperaturas, desenchufe la unidad y –de ser un modelo removible– solicite ayuda para colocarlo sobre un soporte lo suficientemente fuerte, como una mesa, por ejemplo.

Aspire el interior del artefacto, en especial el condensador en la parte posterior. Deberá despejar el área de la ventana antes de poder sustraer la carcasa.

Si posee un equipo de aire acondicionado central, lave los paneles externos con agua y enjuáguelos con una manguera. A fin de prevenir manchas de óxido, lije suavemente con papel esmerilado para metales y cubra con cualquier tipo de esmalte para exteriores.

Reemplace o limpie el filtro interno al menos una vez al mes durante la época de mayor actividad. En primer lugar, interrumpa el suministro de energía del ventilador y la unidad externa. En la mayoría de los hogares, el proceso es el mismo que para un sistema de calefacción por aire a presión.

Home_300x250_1

Todos los años

Limpie las aletas y válvulas del condensador de la unidad externa una vez al año, al comenzar a utilizar el aparato o más a menudo si se ensucian con facilidad. Corte el suministro de energía, suba el termostato, quite la parrilla metálica y, de ser necesario, la cubierta protectora. Comúnmente, la parrilla se encuentra sujeta por pernos y tuercas y la cubierta está atornillada. Cubra y selle con bolsas plásticas el compresor, el motor del ventilador y otros dispositivos eléctricos. Frote con cuidado la válvula y lave el interior con una manguera. Déjela secar antes de quitar las bolsas.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario