La creatividad, el secreto de los que triunfan La creatividad, el secreto de los que triunfan

Descubra estas técnicas para desarrollar la creatividad y aprenda a salirse del marco para encontrar nuevas soluciones.

En el mundo empresarial, la creatividad se define como la capacidad de concebir un producto, un servicio o una idea que sean, a la vez, nuevos y pertinentes. Esa competencia no está reservada únicamente al ámbito profesional: la ejercemos cada vez que intentamos una solución para adaptarnos a una situación nueva o que salimos del marco esperado para pensar y obrar según modelos inéditos.

Home_300x250_1

Las técnicas de creatividad

Estas técnicas ayudan a liberarse de los reflejos y de los modos de razonamiento habituales, nos alientan a no seguir nuestros tropismos naturales y a ver más allá de nuestras intuiciones. Se apoyan también en la colaboración entre personalidades y talentos variados, lo que permite enriquecerlos puntos de vista y aportar múltiples luces a un mismo problema. ¿Cuáles son estas técnicas?

El brainstorming o lluvia de ideas

Es el más conocido de estos métodos, pero con frecuencia es considerado poco eficaz. Consiste en dar libre curso a la producción de ideas, incluso a las más incongruentes, evitando cualquier censura para no inhibirla imaginación de los participantes. 

La analogía

Consiste en buscar las semejanzas que existen entre diferentes ámbitos con el fin de trasponer modos de razonamiento o soluciones de un universo a otro. La biónica, por ejemplo, establece analogías entre el mundo de los seres vivos y el de las realizaciones técnicas: entre las aves y los aviones, o entre la bardana, cuyas flores se adhieren a las ropas, y el Velcro®.

El scamper (o aplastamiento)

Se trata de reanalizar un objeto o un servicio para hacer surgir ideas nuevas valiéndose de preguntas, en las cuales el objeto es, por ejemplo, reconsiderado desde ángulos insólitos. Uno puede así preguntarse qué parecería si fuera aumentado o disminuido, si fuera combinado con otro objeto o si tuviera también otra función, si su utilización fuera modificada o adaptada. De este modo, una serie televisada, una película o un juego de video de los que se extraen los elementos esenciales para crear una obra derivada son «objetos» aumentados o modificados. 

El método de los seis sombreros

Edward de Bono, psicólogo y especialista en pensamiento creativo, es el padre de este enfoque que consiste en explorar una cuestión según seis aspectos diferentes. Los protagonistas encargados de resolver un problema van a ponerse por turnos uno de los seis sombreros: el sombrero blanco va a describir los hechos y datos de manera neutra; el sombrero rojo va a dar el punto de vista emocional; el sombrero negro va a subrayar los riesgos y flaquezas de una idea; el sombrero amarillo va a poner por delante sus ventajas y aspectos positivos; el sombrero verde dará el punto de vista creativo; y el sombrero azul dirigirá el debate, siendo su papel tomar distancia y tratar de brindar una visión global.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario