Si es fanático de la cafeína, no se pierda estas dos recetas que combinan el café con los mejores ingredientes de la repostería.

Crema de cappuccino y licor de cereza

Preparación: 20 minutos

4 porciones

Ingredientes:

370g de cerezas en conserva (peso escurrido)

1 cda. de café instantáneo

40ml de kirsch o licor de cereza o el líquido de la conserva de cerezas

2 huevos

1 pizca de sal

80g de azúcar

200g de queso mascarpone

50g de chocolate al café (tipo moca o espresso)

100m de leche descremada

 Preparación:

1. Colar las cerezas sobre un colador y dejarlas escurrir; reservar el líquido. Disolver el café instantáneo en el líquido reservado o en el licor de cereza.

2. Separar los huevos. Batir las claras a punto nieve con la sal y reservarlas. Batir las yemas con el azúcar hasta obtener una crema espesa y clara. Primero, integrar el queso mascarpone, luego el café instantáneo endulzado.

3. Rallar finamente el chocolate. Reservar una parte para decorar, entremezclar el resto y las claras a punto nieve con la crema del paso anterior. Añadir las cerezas en la crema de cappuccino.

4. Disponer la crema de cappuccino y cerezas en tazas de café o vasos; reservarla en la heladera hasta servir.

5. Antes de servir, calentar la leche y espumarla con el espumador de leche. Verterla sobre la crema de cappuccino y cerezas, y decorarla con el chocolate rallado reservado.

Por porción: 430 calorías; 11g de proteínas; 42g de hidratos de carbono; 23g de grasas; 1g de fibra

Home_300x250_1

Crema helada de espresso

Preparación: 20 minutos

Congelado: 3 horas

8 porciones

Ingredientes:

50g de azúcar

50ml de café espresso fuerte y tibio

3 yemas

2 cdas. de licor de café

100g de crema de leche

7g de azúcar impalpable aromatizada con esencia de vainilla

16 granos de café bañados en chocolate

8 merenguitos

Preparación:

1. Diluir la mitad del azúcar en el café espresso tibio. Batir las yemas con el resto del azúcar (25g) hasta obtener una crema espesa.

2. Añadir el licor de café al café espresso endulzado. Gradualmente, entremezclar la mezcla tibia de café a la crema de yemas. Continuar con el batido otros cinco minutos, hasta obtener una espuma firme. Tapar el recipiente y llevarlo cinco minutos a heladera.

3. Montar la crema de leche añadiendo el azúcar impalpable. Integrar la crema de leche montada a la espuma de espresso.

4. Distribuir la crema de espresso en ocho pocillos de café. Filmar por contacto las tazas con papel film y llevarlas al freezer por tres horas, hasta que la crema esté firme. Decorar la crema helada de café espresso con granos de café bañados en chocolate y merenguitos.

Con anticipación

La crema helada de café espresso se conserva por lo menos cuatro semanas en el freezer. Así es posible contar siempre con un postre fino.

En tazas de café

Verter la crema de café espresso en tazas de café más grandes y llevarlas al freezer. Según su tamaño, rinden de cuatro a seis porciones.

Por porción: 255 calorías; 4g de proteínas; 26g de hidratos de carbono; 14g de grasas; 0,5 g de fibra

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario